La APJ ha emprendido diferentes actividades desde su constitución oficial en octubre de 2001, muchas de ellas encaminadas a mantener una continua y fluida relación con las administraciones, tanto centrales como autonómicas, así como otras entidades relacionadas con el sector. Dentro de los objetivos generales se encuentran:

  • Garantizar la seguridad de las personas y animales.
  • Ayudar a preservar el medio ambiente.
  • Difundir los conceptos de calidad y seguridad entre sus asociados y consumidores de estos productos.
  • Promover entre sus asociados un código ético al cual se acojen voluntariamente.
  • Promover la imagen de los asociados como expertos en productos para el cuidado de parques, jardines y áreas verdes.
  • Desarrollar vínculos entre asociados.
  • Promover soluciones técnicas y administrativas, respetuosas con sus valores.
  • Orientar a los consumidores sobre el empleo y facilitar el acceso y el uso seguro de los productos fabricados por sus asociados.
  • Representar a las empresas asociadas ante las distintas administraciones.
  • Promover las relaciones y el contacto permanente con las administraciones y otras asociaciones del sector.

Los objetivos específicos que la APJ ha alcanzado son los siguientes:

La adecuación de la normativa para que regula la comercialización de fitosanitarios destinados a parques y jardines, áreas verdes y la huerta familiar, diferenciando los productos utilizados por no profesionales de los productos profesionales.

En colaboración con las diferentes administraciones competentes, la APJ ha establecido una diferenciación de los productos que se adapta a la realidad, a las necesidades del mercado y cumpliendo con las normas vigentes a nivel de España y de la Unión Europea. Este es un punto clave para permitir la comercialización de productos seguros, fiables, innovadores que respeten el medio ambiente y a la vez adaptado a los requerimientos de los usuarios profesionales y no profesionales que permiten garantizar su seguridad en la aplicación y la salud de las personas y animales.

Esta colaboración entre las administraciones y la APJ, también a permitido adecuar el registro de productos de uso por no profesionales en los ámbitos de la “Jardinería exterior doméstica”, “Jardinería doméstica de interior” y los “huertos familiares”.

Otro gran logro de la APJ ha sido conseguir un marco legislativo distinto para la venta y suministro de los productos destinados a los no profesionales que, además de diferenciarlos de los de uso agrícola, permite su comercialización como productos de libre venta, permitiendo mayor flexibilidad de los requisitos, tanto para los puntos de venta destinados a los no profesionales como para los usuarios de los productos.

Para la realización de esta ardua labor, la APJ ha contado con la colaboración inestimable de sus diferentes Comisiones de trabajo, todas ellas en funcionamiento y consideradas como uno de los pilares más importantes para alcanzar las metas que se había propuesto la Asociación.

En la actualidad ya se han alcanzado otros de los objetivos que se ha propuesto, entre ellos, se encuentran:

La introducción de una nueva definición dentro de los productos fitosanitarios: “Productos de jardinería doméstica de exterior”, “Productos de jardinería interior doméstica” y los “Huertos familiares”.

Dicha definición engloba a los productos fitosanitarios puestos a la venta en pequeños envases para el uso doméstico en el exterior de las viviendas, siendo este considerado como un gran paso que permite la separación de los no profesionales, que nuestras empresas asociadas tienen en sus catálogos, de los productos destinados a la agricultura.

Ello, si bien ha implicado una limitación en cuanto a los productos que se puedan utilizar, ha seguido el importante criterio de preservar la seguridad del usuario, los animales y el medio ambiente. Dicho objetivo no se hubiera podido alcanzar sin la activa colaboración y apoyo de las administraciones competentes.

Fomento de la comercialización de los productos de “Listo Uso” y desarrollo de nuevos productos.

La tenedencia actual dentro de las empresas asociadas directamente ligada a los productos destinados a los no profesionales, es el desarrollo de nuevas formulaciones que permitan la aplicación directa del producto sobre la plantas afectadas por algunas plagas y/o enfermedades.

Este tipo de formulaciones se comercializan en envases que contienen los productos ya diluidos y en las dosis adecuadas que garanticen su eficacia y correcta conservación.

Algunas de sus ventajas, es que evitan la manipulación de los productos concentrados para la realización de diluciones previas al tratamiento y el cálculo de las dosis de aplicación. Asimismo, los envases se han desarrollado con un sistema de cierre de seguridad que evita posibles accidentes por manipulación inadecuada de los envases.

Esta tendencia, favorece la reducción de los riesgos asociados a la manipulación de los productos, ofreciendo una mayor seguridad de los mismos y garantizando las dosis adecuadas del producto.

Elaboración del catálogo de productos.

Se revisan constantemente el catálogo de productos destinados al uso en nuestros ámbitos en el que, debido a las revisiones de las sustancias activas fitosanitarias que contienen nuestras formulaciones, se mantiene como un listado vivo, en él se pretende incluir los productos destinados tanto para su uso por no profesionales como profesionales separando claramente dichos productos.

Este catálogo permite además revisar minuciosamente, no solamente de la situación de los productos, sino que permite además valorar aquellas situaciones en las que determinadas plantas de nuestros jardines puedan comenzar a quedar desamparadas de medios de protección contra plagas y enfermedades que les afectan y buscar las posibles alternativas de control mediante el desarrollo de nuevos productos que cumplan con las altísimas exigencias de seguridad para las personas, animales y el medio ambiente.

Gestión adecuada de los envases vacíos.

Con la introducción del Real Decreto sobre envases y residuos de envases vacíos de productos fitosanitarios, la APJ ha buscado y propuesto alternativas a la implantación de un Sistema Integrado de Gestión (SIG) de envases que se adecuase a su realidad. Así en continua colaboración con los Ministerios de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, se ha logrado que lo envases destinados a la jardinería doméstica puedan integrarse en un SIG en el cual los envases pudiesen ser recogidos en las áreas urbanas.

Ello es de particular importancia, primero porque se minimiza el impacto ambiental de los envases vacíos y, segundo, porque no es necesario para los usuarios no profesionales la búsqueda de puntos de recogida de los envases fitosanitarios de uso agrícolas, normalmente localizados en zonas rurales, evitando desplazamientos en algunos casos largos e innecesarios a los usuarios de nuestros productos o una incorrecta eliminación de los envases vacíos.

 

Estructura organizativa de la APJ

Organización

 

El futuro inmediato

La APJ ha participado activamente en la redacción del Real Decreto 1311/2012, de 14 de septiembre, por el que se establece el marco de actuación para conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios.

Este Real Decreto y, en particular, su Capítulo XI establece las disposiciones específicas para el uso de los productos fitosanitarios en ámbitos distintos de la producción agraria, incluyendo a los parques y jardines público y privados y contempla de forma adecuada la diferenciación de los productos fitosanitarios de uso en la jardinería por los profesionales y los no profesionales, tal y como establece la Directiva Europea que establece el marco para alcanzar el uso sostenible de los plaguicidas, regula además con mayor detalle las bases para su comercialización y adecuado uso de los productos.

Dentro de los aspectos en los que la APJ ha hecho más incidencia en la elaboración del texto se encuentran los puntos siguientes:

Línea profesional:

  • Mantener la implicación en los Grupos de Trabajo relacionados con la defensa fitosanitaria de los parques y jardines públicos.
  • Ayudar a establecer los protocolos de utilización de los productos en las áreas específicas definidas en la Directiva del Uso sostenible de los plaguicidas, buscando reducir aún más el riesgo de los tratamientos de las áreas verdes y jardines públicos y privados, llevando al máximo la seguridad de los aplicadores y viandantes.
  • Buscar y definir los indicadores que permitan realizar una defensa fitosanitaria adecuada y sostenible en las áreas verdes y jardines públicos y privados.
  • La adecuada formación de los asesores, la elaboración de los planes de trabajo y correcta elección de los sistemas de control que sean requeridos.
  • La adecuada formación de los aplicadores profesionales (jardineros, empresas de tratamiento, personal de mantenimiento de los parques y jardines de ayuntamientos), apoyando la creación de cursos de formación adecuado para este ámbito.

Línea no profesional:

  • Permite la creación del ámbito “Jardineria Interior Doméstica” como sustitutos a los antiguos productos denominados de “Hogar y Plantas”. Los productos denominados de “Hogar y plantas”, en la actualidad no pueden ser utilizados sobre las plantas, así como el mantenimiento del ámbito “Jardinería exterior doméstica” productos que pueden utilizarse en el exterior de las viviendas por los usuarios no profesionales.
  • Permite mantener unos tamaños adecuados de todos los envases de los productos de usos en la jardinería, incluyendo los productos de “Listo Uso” o concentrados en función de las necesidades de los usuarios.
  • Establecimiento de unas altas limitaciones toxicológicas que actualmente se aplican a los productos de uso tanto profesional como no profesional, garantizando la protección y salud de los usuarios.
  • Exensión del requerimiento del Registro Oficial de de Productores y Operadores (ROPO) a los puntos de venta que solamente comercialicen productos a usuarios no profesionales.
  • Exensión del requerimiento de formación a los puntos de venta que solamente comercialicen productos de uso para no profesionales.
  • Mantenimiento del Punto Verde como sistema integrado de gestión de los envases vacíos de los productos destinados a la jardinería doméstica y utilizados por los usuarios no profesionales en zonas urbanas.

Otras acciones y actividades que forman parte del futuro inmediato de la APJ.

  • Mantener la representatividad de la APJ en el sector de la jardinería.
  • El desarrollo de las estadísticas de los productos comercializados por los asociados, clasificándolos según los diferentes tipos de productos.
  • Colaborar con medios de comunicación y la participación en eventos y ferias del sector.
  • Mantener contacto regular con otras asociaciones, buscando sinergias positivas entre asociaciones.
  • Comunicación regular con los asociados mediante la publicación de un boletín de noticias de carácter trimestral.

Mantenimiento del catálogo de productos fitosanitarios para el ámbito de Parques, Jardines, Huertas y Áreas Verdes.

En la actualidad la cantidad de productos destinados al control de plagas y enfermedades de los parques y jardines, áreas verdes y la huerta familiar dirigidos tanto al público en general como a los profesionales de este ámbito es relativamente limitado.

Nuestras empresas asociadas están realizando esfuerzos considerables a fin de mantener y desarrollar nuevos productos que puedan satisfacer la demanda de los usuarios, conservando las premisas de garantizar la salud de los consumidores, los animales y la conservación del medioambiente. Ello no es, ni será, una tarea fácil.

La reducción en la disponibilidad de materias activas, así como el lento desarrollo de nuevas sustancias que cumplan los exigentes requisitos europeos y nacionales en materia de productos fitosanitarios hace que nuestras empresas asociadas esten invirtiendo un esfuerzo considerable en la busqueda de alternativas para la defensa contra las plagas que afectan a las plantas de nuestros jardines privados y públicos. Un capitulo a parte merece también la busqueda de alternativas para las plantas de la huerta familiar o los frutales de nuestros jardines en los que también se trabaja en la búsqueda de alternativas y soluciones.

Esperamos en un futuro próximo mantener un catálogo de productos adecuados a las exigencias de los usuarios y que cumplan todos los estrictos requisitos necesarios para su comercialización. Asimismo, se realizan esfuerzos para ofrecer a los usuarios otros productos dirigidos al embellecimiento y mantenimiento de los parques y jardines, áreas verdes y la huerta familiar.

 

Medioambiente y biodiversidad del jardín

Los paisajistas, los jardineros y los horticultores urbanos son capaces de crear pequeños hábitats que mejoran la biodiversidad y ayudan a proteger muchas especies en las áreas urbanas y suburbanas. Los jardines y los huertos son elementos de la biodiversidad que además influye en ella, el uso eficiente de los recursos es esencial en cualquier estrategia que permita un jardín sostenible.

Existen complejas interacciones ecológicas entre los organismos que habitan el suelo, el agua y las plantas de los jardines, siendo pequeños ecosistemas que necesitan protección.

En busca de la protección del medio ambiente del jardín se busca mantener la biodiversidad de sus componentes y de la multitud de organismos que habitan en él, cumpliendo con una gran cantidad de funciones y características importantes.

En el desarrollo y fabricación de los productos destinados a la jardinería, nuestros asociados buscan no solo que tengan una alta calidad y eficacia, sino además la protección de las personas, los animales y el medio ambiente, ya que juegan el papel más importante en el desarrollo de nuevos productos. Nuestros asociados cuentan también con procesos eficientes de fabricación comprometidos con el medio ambiente.

Estamos orgullosos de nuestro esfuerzo y continuaremos trabajando manteniendo estos principios.